RELACIÓN ARQUITECTURA BIM Y CONSTRUCCIÓN MODULAR

El permanente quehacer y experiencia profesional, sumado a la inquietud de clientes innovadores, han permitido mejorar los estándares, prefiriendo de forma natural el desarrollo de proyectos modulares y el diseño BIM.

Para relacionar estos dos conceptos aparentemente distintos y de por sí complejos, debemos recurrir a los hechos históricos que la anteceden y veremos que tienen más cosas en común que lo que pareciera.

Después de la revolución industrial a fines del siglo 18, surgió el concepto de la industrialización, como una nueva metodología cuyo objetivo era lograr cosas y donde la máquina como concepto era el nombre de ese proceso.

El Instituto de Arquitectos Británico en Londres (Royal Institute of British Architects in London) RIBA define la idea o proceso de industrialización como: “una organización que aplica los mejores métodos y tecnologías al proceso integral de la demanda, diseño, fabricación y construcción”.

Desde entonces el uso de la industrialización en el ámbito de la construcción no se ha detenido, y aún más se ha generalizado. Esta situación ha contribuido en gran medida a que el uso de la arquitectura modular sea el nuevo modelo conceptual, contrastado por la arquitectura tradicional que hoy en día sigue siendo la elección por defecto.

Por otro lado “La arquitectura modular se refiere a cualquier diseño compuesto por componentes separados, que conectados o unidos, forman una unidad habitable. Lo novedoso de la arquitectura modular es que se pueden reemplazar o agregar cualquiera de sus componentes (o módulos) sin afectar al resto del sistema.

Por tanto podemos decir que en la arquitectura modular existen dos calificaciones: la simplicidad y la complejidad. Simple porque se puede agregar módulos donde sea necesario y cada módulo encaja en el edificio sin que haya que hacer ajustes sobre el diseño en general. Y es compleja porque cada módulo debe ser posible de cumplir con múltiples funciones, así como una función independiente como mantener los límites estrictos de forma y tamaño del módulo.

En este ámbito y con el potente auge de las tecnologías digitales, se han desarrollado diferentes alternativas en el diseño y desarrollo de proyectos de arquitectura, haciéndolo más participativa e integrada a la construcción y administración de obras, y con un claro énfasis en la industrialización del proceso constructivo.

Dejando atrás las herramientas de diseño en dos dimensiones, por un sistema que está involucrado con el proceso de ejecución, creando así un nuevo concepto de trabajo.

Podríamos decir que estamos frente a una nueva revolución, y que ahora este proceso se denomina BIM, Building Information Modeling.

BIM no es solo un software para trabajar, si no que es un proceso que vincula especialidades o profesionales, de una manera simultánea dentro de un modelo arquitectónico en dos, tres y cuatro dimensiones.

En síntesis BIM es una nueva tecnología y sistema de trabajo que reúne en tiempo real, diseño de arquitectura, diseño de ingeniería y de especialidades como sanitaria y eléctrica en un solo modelo en tres dimensiones 3D. Permitiendo ordenar, clasificar y cuantificar todo el proyecto, y visualizar posibles conflictos que pueden ocurrir durante la obra.

  • Base de datos de BIM

Cuando se realiza un modelo con la metodología BIM, éste incorpora toda la información referente al proyecto en una base de datos. A dicha información tienen acceso todos los agentes que intervienen en el proceso tanto de diseño como constructivo.

Al quedar la información almacenada en una única base de datos, facilita al momento que se realiza una consulta posterior o modificación en cualquier período de su vida útil. Por tanto, hablamos de un sistema donde la información es bidireccional, donde es posible extraerla, gestionarla y devolverla al modelo, siendo por ello también información multidisciplinario.

CONCLUSIÓN

Finalmente y para concluir, nombraré los aspectos más positivos de BIM en la Arquitectura Modular y que le permiten gran “variabilidad y transformación” a un proyecto modular.Ya que la gran cualidad que viene por defecto en la arquitectura modular es que es totalmente modificable.

  • Administración Proyecto Modular

Para conseguir un control exacto y minucioso del proyecto, se utilizan los elementos paramétricos. Éstos tienen configurados una serie de restricciones que permiten una gestión adecuada de los cambios del software y permiten dominar de manera óptima los cambios generados en el diseño proyectual lo que, indirectamente, hace una mayor legibilidad de los parámetros no formales del edificio, todos aquellos que no son visibles y tangibles por el mismo.

  • Diseño Paramétrico

Esto significa que cada elemento que se diseña tiene unos parámetros asociados intrínsecamente lo que hace que al diseñar un proyecto modular, éstos vengan regidos por los parámetros que el elemento lleva consigo. En ese caso, al modificar el elemento, sistemáticamente se modificará el módulo y el sistema con las reglas establecidas. Por tanto si se quiere modificar el diseño de una vivienda modular es totalmente factible.

  • Fabricación Modular Industrializada

En la fabricación industrializada, todo debe de estar definido al detalle, ya que no existirá variación alguna entre varios productos de un mismo diseño. Por tanto, la repercusión del BIM en este proceso es muy alta, ya que se puede definir paramétricamente los modelos a fabricar como también sus moldes.

  • Montaje Modular

BIM nos ayuda con el concepto de “anticipación” debido a las característica paramétrica de los componentes BIM, un cambio sustancial en el montaje es rápidamente visible en el diseño puesto que al cambiar las directrices del elemento en cuestión, se actualiza todo el modelo pudiendo visualizar el nuevo diseño generado, aportando así una mayor eficacia en el montaje y toma de decisiones.